Alemania: el cambio climático favorece lluvias torrenciales que baten registros, según un estudio

Los eventos extremos de lluvias con marcas históricas se han incrementado notablemente en los últimos treinta años. A corto plazo, lluvias torrenciales pueden conducir a inundaciones catastróficas.

Mientras que antes de 1980, las fluctuaciones multidecenales en eventos extremos de precipitación se explican por la variabilidad natural, un equipo de científicos del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático detecta una clara tendencia al alza en las últimas décadas hacia más eventos de precipitación diaria sin precedentes.

Han encontado que el aumento en todo el mundo puede ser coherente con la subida de las temperaturas globales causado por las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la quema de combustibles fósiles. Un incremento en las lluvias extremas en Pakistán en 2010 causó inundaciones devastadoras que mató a cientos de personas y condujo a un brote de cólera.

En todos estos lugares, la cantidad de lluvia recogida en un día batió los registros locales. Aunque cada uno de estos eventos individuales fue causado por una serie de factores diferentes, nos encontramos con una clara tendencia al alza general de este peligro a una escala sin precedentes, dice el autor principal del estudio, Jascha Lehmann.

Un análisis estadístico avanzado de datos de lluvia a partir de los años 1901 a 2010 derivado de miles de estaciones meteorológicas de todo el mundo muestra que de 1980 a 2010 hubo un 12 por ciento más de estos eventos de los esperados en un escenario climático sin el calentamiento global.

POR NOTICIAS AMBIENTALES NATURALMENTE VERDE

Compartir